Por mucho tiempo cuando hablábamos del Tarot lo primero que se nos venía a la mente era una bruja en un lugar mal iluminado con una bola adivinatoria 

Eso, afortunadamente, está cambiando. Ahora somos más quienes estamos redefiniendo conceptos como el de bruja  y entendiendo desde otras perspectivas qué es y para qué sirve el Tarot. 

Pero el asunto no queda sólo en las personas que lo hemos estudiado a fondo por años, cualquiera que tenga un interés genuino en entender a los Arcanos y su significado puede disfrutar de las bondades del Tarot.

Mis amigos Laiza y Pedro cuentan en su podcast “Charlas en el cuarto” su historia con las cartas, cómo fue su acercamiento a ellas, prejuicios que tenían antes y cómo compenetraron con ellas al punto de ayudarlos muchísimo a entender la realidad a través de los símbolos. En el programa me mencionan y me tiran flores lo cual agradezco mucho porque las veces que les he leído el Tarot me he sentido muy bien recibida y han sido experiencias muy nutritivas por el feedback que recibo, que incluso me ha dado ideas para implementar en mis lecturas. Al final también ponen mi canción La Tempestad.

Ellos me parecen el ejemplo perfecto para demostrar que no hay que ser brujo o gurú espiritual para asimilar qué nos quiere decir cada Arcano e integrar el Tarot a nuestra vida para aprender de él y mutar a seres más conscientes. Es cuestión de abrir la mente a entender el mundo de los símbolos, ver a los Arcanos como amigos, amigos que según a quién te encuentres ese día te va a aconsejar algo distinto. Es abrir los ojos, ver las cartas y conectar con su sabiduría milenaria pero también entender que esa sabiduría puede ser llevada efectivamente a la práctica.

Aquí pueden escuchar el episodio sobre el Tarot de Charlas en el Cuarto:


¿Te animas a adoptar el Tarot en tu cotidianidad o crees que es algo reservado para los entendidos? Cuéntame en los comentarios.